A reír… para tener buena salud

Los estudios científicos confirman que reír ayuda a disminuir el dolor, sentirse más feliz pese a las dificultades y hasta es capaz de reforzar el sistema inmunológico, por lo que de esta forma se previenen enfermedades. Y es que reír significa una expresión de una emoción positiva, que redunda en un bienestar. ¿Quién no se siente bien al reírse con sinceridad?

La primera ventaja de reír es que la persona se siente simplemente bien.

Cuando son carcajadas, éstas se logran contagiar a otros, creando un ambiente muy positivo en el entorno. Se puede compartir optimismo y actitud positiva, que son necesarias en momentos difíciles. Por ello, cuando nos reímos, no nos estresamos, más bien se disminuyen significativamente la hormona del estrés, el cortisol, aumentan las células inmunes que evitan las afecciones.

La risa es la dosis perfecta para relajarse. Sí, según las investigaciones de los expertos cuando una persona se ríe debe hacer un esfuerzo muscular que pone a trabajar el diafragma y parte del rosto, al igual que a los pulmones. Una vez que esas funciones se reducen (cuando paramos de reír), viene una sensación de relajación impresionante. Es una buena medicina ¡hasta para hacer ejercicio!

¿Quién no tiene problemas? Nunca desaparecen, pero lo más importante es saber sobrellevarlos con buena actitud y qué mejor manera que riendo. No se necesita ser un experto para saber que cuando nos reímos es porque nos sentimos bien y por ende, sirve de distracción. Todo lo malo o las angustias quedan atrás al menos por un momento. Es una buena manera de tener una actitud más optimista ante las dificultades.

Si hay una situación tensa en una reunión, en el hogar o en el trabajo, incentivar la risa es una excelente opción para que todo el ambiente mejore. Los conflictos generan estrés, por lo que participar con chistes o cuentos divertidos ayudará a sentirse mucho mejor. Ya de por sí, compartir en reuniones con gente apreciada es una fórmula para crear un buen espacio.

Reírse no se trata solo de hacerlo en compañía. También se puede reír solo. Claro, viendo programas de televisión favoritos, películas, obras de teatro, etc. Dale más espacio a las carcajadas, esto contribuye muchísimo a mantener alejado el estrés. La tensión se libera y al final, nos sentimos mejor. Cuando la tristeza y las preocupaciones se apoderen de ti, siempre es buena alternativa buscar entretenimiento rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *