¿Qué es el bruxismo y cómo combatirlo desde casa?

El acelerado ritmo de las rutinas, anudado a la mala alimentación y exceso de estrés, hace que su salud sea cada vez más vulnerable. En esta ocasión la cita es con el bruxismo, un problema que puede conllevar al desgaste dental; aprenda a controlarlo de manera natural.

Qué es el bruxismo y cómo combatirlo desde casa

Bruxismo: origen, síntomas y tratamiento

Mejor conocido como rechinar de los dientes, el término hace referencia a la parafunción mandibular persistente en el que la persona aprieta fuertemente la dentadura superior contra la inferior moviéndolas de atrás para adelante y viceversa; por lo general, se trata de un problema inconsciente que se suscita sobre todo durante la noche, dificultando su control.

El origen del problema

Debido a que compromete la dentadura por acción del desgaste, suele confundirse al bruxismo como un problema odontológico, cuando la realidad es que debe situarse en el plano psicológico, donde radica su auténtico origen. He ahí la razón por la que su principal causante son los estados emocionales alterados – por ejemplo el estrés – aunque también encuentra justificación en:

  • Dientes desalineados
  • Alimentaciones desequilibradas
  • Encontrarse en una mala postura
  • Hábitos de sueño inadecuados

Sintomatología:

Pese a que en repetidos casos las personas que padecen de bruxismo no presentan síntoma alguno – enterándose en un chequeo odontológico de rutina o por comentario de quien lo ha visto presentar la afección mientras duerme – otros suelen sentir:

  • Sensibilidad muscular o frente a los alimentos y bebidas frías, calientes y/o dulces
  • Dolor de cabeza y de oído
  • Trastornos alimentarios
  • Inflamación y malestar general en la mandíbula
  • Ansiedad, estrés e insomnio

La principal repercusión de la afección radica en el hecho de que, al ejercer demasiada presión en la mandíbula, pueden comprometerse los nervios e incluso el hueso mandibular. De ahí que al tener su mayor detonante en las emociones negativas, el bruxismo demanda tomarse implementar medidas que permitan combatirlo ¿Cuáles? tomarse las cosas con calma, hidratarse bien, dormir las horas recomendadas.

Soluciones adicionales para tratar el bruxismo:

Si bien en algunos casos severos conviene la orientación psicológica, por fortuna dispone además de la medicina natural como aliado; preste atención a estas tres hierbas que le permitirán aliviar el bruxismo por su acción relajadora y tranquilizante:

1.      Manzanilla:

El efecto relajante de la manzanilla impacta en los músculos desinflamándolos y liberándolos de la tensión; asimismo la infusión sirve para combatirá la ansiedad y el estrés, dos detonantes claros del bruxismo. Tome al levantarse y antes de irse a la cama un té preparado con:

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de té de manzanilla

2.      Valeriana:

La acción sedativa de la hierba es propicia para aliviar cuadros ansiosos y mitigar los trastornos del sueño. Bastará con que caliente una taza de agua para infusionar 1 cucharada de valeriana, colar e ingerir media hora antes de dormir.

3.      Lavanda:

Reconocida como relajante natural de gran eficiencia, la planta es coadyuvante en la relajación de músculos tensos en la mandíbula; infusione 5 de sus flores en 250 ml de agua. Deje reposar y cuele para tomar 2 veces al día, entre comidas. Complemente, masajeando la zona afectada con su aceite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *