Consejos para quien usa lentes de contacto

Los lentes de contacto son un recurso esencial para corregir distintos inconvenientes, como hipermetropía, miopía, visión fatigada o bien astigmatismo. Además de esto, las lentes de contacto tienen funciones terapéuticas en tratamientos siguientes a procedimientos quirúrgicos y en el tratamiento de ciertas enfermedades oculares.

No obstante, a fin de que la salud de los ojos esté siempre y en todo momento al día, es preciso tomar medidas concretas, como hacer una higiene adecuada de las manos a lo largo del tiempo de manipulación, no dormir con las lentes y siempre y en todo momento observar la data de caducidad de exactamente las mismas. Este cuidado es esencial por el hecho de que pueden padecer interferencias biológicas y ambientales, como la lágrima y la contaminación, haciendo que los usuarios desarrollen en casos más simples, infecciones, y en casos más graves, inconvenientes que pueden poner en riesgo la visión.

A continuación, presentamos algunos consejos esenciales para quien usa lentes de contacto:

Higiene

Las lentes van a deber limpiarse ya antes y tras su utilización. Este simple cuidado evita que bacterias y organismos extraños entren en contacto con sus ojos, lo que puede hacer que desarrolle infecciones e inconvenientes de visión más graves.

No olvide jamás hacer una limpieza completa de las manos utilizando jabón y agua

Antes de empezar el proceso de limpieza de las lentes, debe cerrarse el desagüe del fregadero para eludir accidentes. Tras eso, ponga en la palma de la mano la lente, tome unas gotas de la solución para eso y presione suavemente con los dedos para suprimir cualquier clase de resto en su superficie.

Jamás vuelva a utilizar la solución para limpiar las lentes de contacto. Toda vez que se almacene, utilice una nueva porción en su botiquín.

Higiene del botiquín

Limpieza del botiquin

Como las manos y las lentes, el propio kit del producto debe limpiarse para eludir el peligro de infecciones. No utilice agua ni suero fisiológico. Utilice exactamente la misma solución limpiadora para las lentes. Entonces deja que se seque en el aire y no use toallas o bien papeles.

Asimismo es esencial cambiar el estuche cada 3 meses, puesto que transcurrido este tiempo, se transforman en un otro ambiente donde se pueden contaminar.

Substancias adecuadas para la limpieza

Substancias adecuadas para la limpieza

Era común, en un pasado no muy distante, emplear agua y suero fisiológico para efectuar la limpieza de las lentes de contacto y de nuestro estuche. Lo idóneo es que para este procedimiento se utilice una solución multipropósito.

Busque a su oculista a fin de que pueda señalarle el mejor género de solución para su lente y su modo de vida.

Empleo adecuado

Los oculistas están conformes en que las lentes no deben usarse a lo largo de más de diez o doce horas. Eso es por el hecho de que pueden terminar interfiriendo fuertemente en la lubricación de nuestros ojos. Por tanto, para eludir irritaciones, lo indicado es retirarlas en el momento de dormir.

Esa recomendación asimismo sirve para la piscina y el mar. Estos ambientes pueden hacer que las lentes entren en contacto con bacterias y organismos que están mezclados con el agua. Además de esto, hay un gran peligro de perderlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *