Cómo consumir 300 calorías menos al día

Perder aunque sea medio kilo a la semana sin fracasar en el intento es la preocupación de muchas personas que desean rebajar de peso. Aprende cómo consumir 300 calorías menos al día, que te ayudarán a obtener tu anhelado resultado.

Cómo consumir 300 calorías menos al día

¿Quién no desea rebajar de peso y masa muscular sin esas dietas estrictas que dan resultados inmediatos, pero a la larga resultan perjudiciales para la salud? Aunque el mantener una alimentación balanceada es el principal secreto si deseas, por lo menos, perder medio kilo a la semana, te enseñaremos cómo lograr el resultado sin fracasar en el intento: consumiendo 300 calorías menos al día.

Recuerda que el exceso de calorías es una de las principales causas de un sobrepeso. Esto sin dejar de mencionar la bomba de tiempo que se crea al combinarlas con malos hábitos alimenticios y la ausencia de ejercicios o rutinas que te ayuden a acelerar el metabolismo.

Debes de tomar en cuenta que aparte de consumir las principales comidas de forma saludable, añadiendo de todo un poco, escoger meriendas que resulten ligeras e ingerir té o infusiones naturales resultará una gran ayuda para lograr el anhelado objetivo.

Ten presente que cada cuerpo es distinto, por lo que puede reaccionar de forma eficaz a las siguientes recomendaciones o tomarte unos días más para lograrlo. Lo más importante es que lo lograrás de la manera más saludable y sin efectos secundarios.

Elección

De nada sirve mantener una alimentación balanceada cuando las meriendas son cargadas de calorías, por eso es muy importante que realices la elección correcta para que después no digas que seguiste todos los pasos y fracasaste en el intento.

Un vaso de leche vegetal, frutas o un yogurt no te sumarán más de 150 kilocalorías (kcal). Es por eso que deberías sumar a tu lista de opciones, por ejemplo, un tazón de avena con frutas, galletas integrales con aguacate, avena, puño de frutos secos, jugo de naranja, sándwich de vegetales, entre tanta variedad que existe si necesidad de agregarles azucares, cremas u otros añadidos.

Las infusiones o té, además de servir como una alternativa de merienda, también los puedes ingerir cuando tengas ansiedad de hambre entre las comidas.

Para evitar consumir exceso de calorías, lo ideal sería optar por las infusiones que tengan  efectos de quemar grasa. Además de aportar más nutrientes que calorías, acelera el metabolismo y desintoxica tu organismo.

Algunas de esas alternativas son té verde, rojo, canela, manzanilla, limón, infusiones de piña y jengibre.

Precaución

Con el dolor de tu alma, así sean muy divinas, debes eliminar de tu dieta las cremas de leche y natas. Son el enemigo número uno de cualquier plan alimenticio si deseas rebajar, pues al mezclarla con otros alimentos como ensaladas podrían sumar hasta 300 kcal.

Reemplazarlas por leches vegetales o yogur desnatado son las principales opciones, siempre y cuando sean consumidos de forma moderada.

También debes de tener suma precaución con la utilización del aceite en las comidas. Aunque existen los saludables como de oliva, canola o girasol, como todo en exceso, podría agregarle calorías no deseadas a tu dieta. Utiliza un pincel de silicona o spray para que regules su uso. Pero para irte por lo más seguro, trata de realizar las preparaciones al vapor o en agua.

De igual forma, debes de tener mucho cuidado a la hora de consumir ensaladas, pues no todas resultan saludables. La mejor de todas es aquellas que tienen muchos vegetales frescos y crudos. Si consigues recetas que entre sus ingredientes están añadirle queso, jamón o aderezos esas no son la ideales, están llenas de grasa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *