Controla tu apetito comiendo despacio

Son muchos los beneficios que nos aporta comer despacio

Las prisas o el entretenernos con la televisión o con cualquier otra cosa a la hora de comer hacen que ingiramos los alimentos con muchas más ansias, lo que hace que no nos demos cuenta de cuándo nuestro estómago está lleno. Pero hay un truco para evitar esto: comer despacio.

Comer despacio es algo que al principio es posible que nos cueste. Con las prisas, estamos acostumbrados a comer demasiado deprisa, lo que provoca que no nos demos cuenta de cuando no necesitamos más. Eso nos perjudica, ya que hace que nuestras digestiones sean mucho más pesadas.

beneficios-comer-despaci1oLo que ganamos comiendo despacio

Comiendo despacio ayudas a que la digestión se haga de una forma más efectiva, ya que el cerebro requiere un tiempo para que le llegue la información relativa a que ya no hay más hambre, a que nuestro organismo está saciado. En cambio, si nos dedicamos a comer rápido, nuestro cerebro no se da cuenta de que no quiere más comida y cuando nos queremos dar cuenta, nos sentimos tan llenos que nos cuesta movernos.

Ventajas de comer despacio

  • Aunque llevemos prisa, la comida es uno de los momentos más importantes del día, y por eso debemos tomárnoslo con calma. Además, son muchas las ventajas que obtenemos.
  • Perderemos peso. Puede parecer algo raro, pero nuestro cuerpo deja de sentir hambre a los treinta minutos de haber empezado a comer. Así, cuanto más lento comamos, menos calorías ingeriremos, y eso nos ayuda a mantener nuestra línea.
  • Comiendo despacio, además, podemos saborear mejor los alimentos que tenemos en el plato. Con las prisas engullimos sin disfrutar de los sabores. Pero de la otra forma podemos sentir el placer de comer.
  • Además, podemos aprovechar la hora de la comida para aumentar nuestras relaciones sociales. Comiendo con más gente ingieres más despacio gracias a que se mantienen conversaciones. Así, siempre que puedas, intenta comer con alguien. Y evitar la televisión, ya que si te concentras en ella no te das cuenta de cuando tu estómago no puede más.

Otros trucos para saciarse antes

Frente al recurso de comer despacio, tenemos otros para que nuestro estómago se sacie antes. Por ejemplo, podemos tomar una pieza de fruta antes de la comida. O beber agua mientras estamos comiendo. Son trucos que se suelen recomendar para perder peso, pero que también funcionan para comer despacio y beneficiarnos de todas las ventajas que esto nos aporta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *