Cuidado con las infecciones y la cistitis

Una de las enfermedades más comunes tanto en mujeres como en hombres es la cistitis o infección urinaria. Ocurre cuando microorganismos causan daños en el tracto urinario, en ambos géneros. También sucede a través de la sangre, pero en este caso la situación es aún más complicada porque puede llegar a afectar los riñones de manera directa.

Cuidado con las infecciones y la cistitis

Estas infecciones son las principales responsables de la cistitis, que se trata de la imposibilidad que tiene una persona de orinar. Es sabido, que a través de la orina, el organismo desecha toxinas que ayudan a mantenerlo limpio. Cuando alguien presenta obstrucción urinaria, se corre el riesgo de padecer muchas infecciones.

Las piedras en los riñones y problemas en la próstata, también tienen que ver con la imposibilidad de orinar de manera normal. En casos extremos se requiere del uso de sondas para poder liberar al cuerpo de la orina. La cistitis es una afección que se presenta con mayor frecuencia en los adultos mayores, porque disminuye su sistema nervioso lo que a su vez, les impide controlar la vejiga.

Los síntomas que alertan sobre la presencia de una infección en la orina son dolor y ardor al orinar o al tener relaciones sexuales, orinar con mucha frecuencia, picazón, enrojecimiento de la vulva, color turbio en la orina, presencia de sangre en la orina, fiebre y malestar general.

Para evitar padecer de infecciones y mucho menos de cistitis se recomienda no aguantar por mucho tiempo las ganas de orinar. De esta forma, las bacterias saldrán. Tomar abundante agua durante el día, cambiarse de ropa interior y traje de baño cuando este esté muy usados, orinar luego de las relaciones sexuales y consultar a un médico en caso de sospecha.

Hay que enseñar a los niños a orinar cada vez que lo necesiten para ir creando esta cultura de aseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *