Dermatitis atópica: síntomas, origen y tratamiento

Además de los pulmones, la piel sufre los embates de la contaminación, sea en pro de desarrollar problemas nuevos o complicar cuadros ya presentes, como es el caso de la dermatitis atópica, condición que afecta principalmente a bebés y niños. Conozcamos los detalles.

Dermatitis atópica síntomas, origen y tratamiento

La dermatitis atópica es una afección que, aunque en menor medida puede aparecer en adultos, suele presentarse en la cara, piernas, cuero cabelludo, glúteos y zonas de flexión – codos, cara interna de la muñeca, cuello, rodillas – de los bebés e infantes.

Su origen suele deberse a cuestiones genéticas, sospechándose que el incremento de la sensibilidad encuentra explicación en una deficiencia proteínica o la incorrecta concentración de ácidos grasos esenciales en la piel, aunque todavía es incierto con exactitud. Asimismo, factores alérgicos, ambientales, e inclusive, alimenticios pueden actuar a favor de su complicación.

¿Cuál es la sintomatología de la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica evidencia síntomas detectables a simple vista haciendo sencillo su identificación; entre los malestares está una piel seca con apariencia escamosa e inflamada; del mismo modo, se acompaña de enrojecimiento, ampollas supurantes, costras y picor.

Alternativas caseras para tratar y prevenir la dermatitis atópica

Pese a tratarse de una condición que demanda tratamiento dermatológico, existen una serie de remedios naturales que pueden actuar a favor del alivio de los síntomas que la caracterizan; veamos.

Aloe vera

Si de remedios caseros para la piel se trata ¡el aloe vera no puede faltar! las propiedades del ingrediente no solo refrescan, sino que tienen gran poder humectante capaz de contribuir al alivio del ardor y la picazón mientras desinflama.

¿Cómo acceder a sus beneficios? Simple, corte una hoja de la planta a fin de obtener el cristal que llevará a la licuadora para procesarlo hasta lograr un gel que aplicará en el área afectada. Con repetir el proceso un par de veces al día, notará resultados favorables.

Manzanilla:

La siguiente en la lista de alternativas caseras para combatir la dermatitis atópica es una hierba capaz de desinflamar, humectar y mitigar los picores que suelen acompañar a la afección, a la vez que produce efecto reparador.

La preparación demanda infusionar 3 flores de manzanilla en 250 ml de agua, dejándole enfriar para colarlo y embeber una toalla limpia que dispondrá en la zona a tratar.

Mascarilla de pepino:

La última opción  sobresale por su poder antiinflamatorio y diurético, de ahí que coadyuva en la restauración del estado normal de la piel ¿de qué se habla? por supuesto, que del pepino. Obtenga el jugo de uno pequeño y refrigérelo para que, al enfriarse,  extienda el preparado por el área afectada dejándole actuar por unos 20 minutos antes de aclarar con agua fresca.

Consejos adicionales:

Además de las alternativas propuestas, es importante que ponga en práctica ciertas pautas claves, entre ellas:

  • Evitar rascarse de lo contrario, creará heridas que podrían llegar a infectarse
  • Uso de maquillaje hipoalergénico, así como de perfumes y cremas sin alcohol ni parabenos
  • Descartar las duchas o baños prolongados, lo mismo que el agua caliente; su jabón ha de ser con pH neutro y para secarse, es indispensable hacerlo con suavidad, sin restregar la toalla.
  • Mantener un entorno fresco y alejarse del estrés, pues esta clase de situaciones da lugar a la aparición de nuevos brotes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *