Dieta para evitar los cálculos renales

Para ayudar a los riñones a limpiar las toxinas del cuerpo y prevenir la acumulación de residuos y la eventual creación de cálculos renales, es necesario tomar 8 vasos de agua al día.

Los cálculos renales se originan cuando ciertos residuos se concentran lo suficiente en la orina para formar cristales. Los cristales crecen y se convierten en masas o piedras, que pueden abrirse camino a través del tracto urinario. Si la piedra se atora en algún lugar y bloquea el flujo de la orina, esto causa dolor.

Prevenir la aparición de cálculos renales no es algo complicado, sin embargo requiere un poco de determinación y constancia. A continuación, se explican que alimentos son los más adecuados para prevenir la aparición de cálculos renales y que tipo de dieta se debe seguir en caso de que sufrir de este problema.

Dieta para personas que sufran de cálculos renales

Limitar el consumo de proteína animal

Si bien la proteína animal es buena para la salud del cuerpo, el consumirla en exceso aumenta los niveles de ácido úrico y podría ocasionar cálculos renales. Un dieta alta en proteína animal como la que contienen las carnes rojas, huevos y mariscos, reduce los niveles de citrato, el químico en la orina que previene la formación de cálculos. Limitar el consumo de carnes a una porción de 120 gramos por día es una gran forma de prevención.

Reducir el sodio

Una dieta con alto contenido en sodio puede ocasionar la liberación de cálculos renales ya que aumenta los niveles de calcio en la orina. Es por esto que se recomienda una dieta baja en sal para las personas propensas a tener cálculos renales, además el bajar el consumo de sodio también es bueno para la presión arterial y el corazón. Se sugiere limitar la ingesta de sodio a 1500 mg diarios.

Beber más agua

Aumentar la cantidad agua que se toma diariamente ayuda a deshacer las sustancias que se hayan en la orina que llevan a la creación de piedras. El tomar 2 litros u 8 tazas de agua por día es esencial para prevenir la formación de cálculos. También puede ser útil incluir bebidas cítricas como el jugo de naranja o la limonada, ya que el citrato que contienen ayuda a bloquear la creación de cálculos.

Disminuir el consumo de dulces y harinas refinadas

El ingerir alimentos como las harinas refinadas y los diferentes tipos de azúcar pueden conllevar a la aparición de cálculos renales. El azúcar y las harinas tienden a aumentar el nivel de calcio en la sangre al mismo tiempo que disminuye los niveles de orina esto ocasiona una mayor acumulación de residuos y dificulta su eliminación.

Incluya el calcio en la dieta

El tener niveles muy bajos de calcio en la dieta puede traer como consecuencia que los niveles de oxalato aumenten y esto origine la formación de cálculos renales. Para prevenir esto se recomienda ingerir una cantidad de calcio adecuada para su edad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *