Estiramientos después del ejercicio: olvídate de las agujetas

Estirando después del ejercicio evitaremos las agujetas y las lesiones.

Igual que dedicamos un espacio a por qué es importante calentar antes de hacer deporte, también merecen el mismo espacio los estiramientos que tenemos que hacer después del ejercicio.

En el tiempo que dedicamos al calentamiento hay unos minutos destinados a los estiramientos. Pero una vez que terminamos nuestra sesión de entrenamiento todavía nos queda algo pendiente: otros cuantos minutos para estirar todos los músculos del cuerpo.

¿En qué consiste estirar?

Estirar es tensar los músculos en el sentido contrario a su contracción para reducir la tensión muscular que genera el ejercicio. Pero recuerda, los estiramientos no tienen que llegar a doler, basta con que tiren.

Siempre hay que estirar de cara a hacer ejercicio para así preparar los músculos para el movimiento. Así se evitan lesiones. Pero también son muy importantes los estiramientos a la hora de terminar. Con unos minutos contribuiremos a dejar de lado las agujetas de los días siguientes y a prevenir los tirones, los calambres y la tendinitis (la inflamación, bastante dolorosa, de un tendón). Además oxigenaremos el músculo, lo que hace que se recupere antes del cansancio generado por el ejercicio.

Screenshot_11

No pongas excusas: estírate

La falta de tiempo no debe hacer que termines tu rutina sin haber estirado. Si hace falta, termina tu ejercicio cinco minutos antes, pero no te vayas sin estirar. Recuerda que, aunque parezca algo sin importancia, de un buen estiramiento depende que te sientas más descansado después. También de un buen estiramiento depende que el ácido láctico que libera nuestro organismo al terminar el ejercicio no se cristalice y cree fibras rígidas, ya que con esa rigidez es más fácil que un músculo llegue a romperse que estando flexible.

Beneficios de estirar bien

Nuestros músculos nos agradecerán al día siguiente que hayamos estirado. Si lo hemos hecho en condiciones, no sentiremos dolor. Además, nuestra circulación será mejor, nos sentiremos menos cansados y más ágiles, ya que se estimula la movilidad de las articulaciones. Nos relajaremos, nuestros músculos no se oxidarán y serán más resistentes. ¿Hay algo mejor?

Screenshot_12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *