Gana en salud con los productos ecológicos

Esparragos de cultivo biológico

En la vida tan ajetreada que llevamos, pocas veces nos preocupamos por nuestra alimentación. Comemos lo primero que encontramos, y esto, a la larga, es perjudicial para nuestra salud.

Cada vez se ponen más de moda los alimentos biológicos o ecológicos, que contribuyen a mejorar nuestra salud, a la vez que nos ofrecen sabores más intensos, y sobre todo más naturales, que los mismos cultivados o criados ayudándose de productos que no se sabe hasta qué punto son nocivos para nosotros.

Screenshot_8

Los pros y los contras

El mayor inconveniente de los alimentos biológicos es su precio, más elevado que el de los productos normales. Pero a largo plazo resultan más económicos por su mayor número de nutrientes por unidad. También se debe a que el dinero que gastes en estos manjares lo ahorrarás en medicinas, ya que te sentirás más sano gracias a su aporte de vitaminas. Y es que según un estudio, el 60% de las enfermedades degenerativas están relacionadas con la mala alimentación.

En la alimentación biológica se eliminan el uso de pesticidas y de aditivos conservantes. Mientras, en países como Estados Unidos se añade a la alimentación de los animales una hormona del crecimiento que hace que engorden, y esto provoca la obesidad de la persona que más tarde se lo come. Pero cada vez hay más concienciación en los supermercados, que llenan sus pasillos de productos únicamente biológicos.

Protege el medio ambiente

Dicho esto, las ventajas son infinitas, tanto para nosotros como para el medio ambiente. El resultado es que obtenemos alimentos totalmente naturales. Como para cultivar alimentos biológicos es necesario fertilizar la tierra con abonos orgánicos naturales, esto contribuye a frenar la desertificación. Y no sólo no contamina, sino que además frena la contaminación provocada por la ganadería y agricultura extensivas que tanto dañan nuestro aire, nuestras aguas y nuestros suelos. Nosotros ayudamos a esta descontaminación consumiendo productos ecológicos, ya que al demandarlos se extiende su cultivo.

Screenshot_10

Algo parecido pasa en la ganadería. Los pastos y forrajes se planifican para garantizar una alimentación equilibrada en los animales. Y a los animales se les respeta el ciclo natural de sueño y vigilia, y se les da la luz y el aire que necesitan. Si a esto le añadimos unas técnicas sanitarias basadas en la homeopatía y la fitoterapia, tenemos a unos animales bien cuidados. Y siempre tendrán un mejor sabor que aquellos que están encerrados todo el día.

Consumiendo productos biológicos ganamos en salud. Y con el aumento de su demanda los precios cada vez están más bajos. ¿Cuál es tu excusa para no pasarte a los alimentos ecológicos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *