Indicios de que algo está mal con sus riñones

Los riñones contribuyen al equilibrio químico de la sangre, manteniendo “limpio” al organismo; cuando su funcionamiento deja de ser óptimo, suelen lanzar señales de alerta el atenderles y tratarlas a tiempo puede marcar la diferencia entre un cuerpo sano y uno colapsado.

Indicios de que algo está mal con sus riñones

La importancia de prestarle atención al funcionamiento de los riñones

Que sus riñones dejen de funcionar como deben puede desencadenar consecuencias capaces de atentar contra la salud en múltiples sentidos. Esta es la razón por la que conviene estar atentos a los síntomas que disparen señal de alarma indicativa de la necesidad de acudir a un médico a fin de buscar una solución rápida y eficiente ¿Cuáles son estos indicios? los mencionados a continuación.

1.      Sensación cansancio:

La primera consecuencia del mal funcionamiento renal es la inadecuada limpieza de la sangre, lo que conlleva a la disminución de la producción de hormonas, y por ende, a la de glóbulos rojos haciéndole  propenso a desarrollar anemia. Por otra parte, la acumulación de toxinas y la reducción de la cantidad de oxígeno, genera sensación de falta de energía.

2.      Alteración en los hábitos para ir al baño:

Entre los síntomas más evidentes de que algo no está bien con sus riñones está en el incremento de las micciones; sentirá la necesidad de ir al baño recurrentemente, bastando unos 15 minutos desde la última visita al sanitario, para sentir ganas de volver. Asimismo, es indispensable que cheque la calidad de su orina, cuando se torne espumosa o sufra de constantes infecciones, lo más conveniente es que acuda al médico.

3.      Problema en la piel:

El rango de daño que puede ocasionar el mal funcionamiento del sistema renal es tan amplio que incluso su piel comenzará a verse afectada; la razón de ello es que su cuerpo empezará a intoxicarse, pues se ve impedido para liberar toxinas y desecho; el síntoma, serán picores y salpullidos que, a simple vista, pueden pasar por una simple alergia. No tome esto a la ligera, la automedicación puede empeorar el daño.

4.      Dolores musculares y de cabeza:

Derivado del punto anterior, al no limpiarse como se debe, el cuerpo suele emitir alertas a través de inusuales dolores de cabeza o musculares, lo que se explica considerando que niveles de calcio y fósforo van en descenso. Al malestar, tiende a unírsele la retención de líquidos, lo que implica dolor producto de pies y tobillos hinchados.

5.      Problemas menstruales:

En las mujeres, la última señal de alerta del mal funcionamiento de los riñones, viene de la mano de irregularidades en el periodo menstrual, sea que se manifiesten en algunos retrasos, o que se extienda más de lo usual. El porqué de ello encuentra justificación en el desequilibrio hormonal que provoca alteraciones a fin de que entre en conciencia de que algo no funciona como debería.

Adicional a malestar general y el desarrollo de dolorosos cálculos, no tratar a tiempo sus riñones puede empeorar al punto de tener que prescindir de uno de ellos, o en el peor de los casos, padecer de insuficiencia renal permanente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *