La dieta idónea para controlar sus niveles de ácido úrico

Entre las primeras recomendaciones cuando se trata de graduar los niveles de ácido úrico es llevar una dieta sana y balanceada de la que se reduzcan los alimentos ricos en purinas, alcohol, marisco o carnes rojas son contraproducentes para la patología. Evítese problemas de salud  – como la gota – prestando atención a las recomendaciones que le planteamos a continuación.

La dieta idónea para controlar sus niveles de ácido úrico

¿Qué hacer para bajar mis niveles de ácido úrico?

Es un hecho, sus exámenes arrojan niveles elevados de ácido úrico, de ahí que es seguro que su médico  le recomendara alguna dieta especial; hacerla más llevadera amerita poner en práctica ciertos consejos útiles al respecto.

Sus mejores aliados:

Adicional al consumo suficiente de líquidos – en su mayoría agua – las frutillas se consideran alimentos recomendados; otro permitido es el té verde siempre que su ingesta sea diaria, esto se debe a que actúa como poderoso antioxidante e hidratante.

Asimismo resultará imperioso poner en marcha una dieta saludable para bajar de peso, dentro de sus opciones están:

  • Cerezas y arándanos a fin de aprovechar sus potentes propiedades antinflamatorias
  • Limonada sin azúcar, el contenido de vitamina C presente en la fruta contribuye a deshacerse del ácido con mayor facilidad, puesto que no solo lo desintegra, sino que propicia su expulsión de manera natural
  • Alimentos ricos en fibra y cereales, la razón de ello es que los mismos, incentivan el buen funcionamiento del intestino, permitiéndole eliminar todo lo que le hace mal a su organismo
  • Productos lácteos bajos en grasa, así como el queso de soja
  • Brócoli, pepinos y tomates no pueden faltar en su menú
  • Aceite de oliva prensado en frío, el cual empleará en la preparación de sus comidas o como condimento
  • Vinagre de manzana; su poderosa acción modifica los valores del PH en la sangre, lo que se traduce a la disminución de los niveles de ácido úrico
  • Jugos y batidos frutales de banana, naranja y limón.

Lo que debe evitar.

En contraparte, deberá descartar de su menú la carne de cerdo y de res; en su lugar, apueste por el consumo de mucha ensalada de verduras de hojas verdes. Del mismo modo, pescados como las anchoas y la caballa son contraproducentes; por último, intente evitar la ingesta de alimentos con alto contenido de levadura, en los que se incluyen, la mayoría de productos de pastelería.

Si bien, la práctica será difícil al comienzo – pues está acostumbrado a cierta clase de alimentos – no es imposible, recuerde que el esfuerzo se verá recompensado con un óptimo estado de salud; no se niegue la posibilidad de sentirse vital y con muchos ánimos.

Consejos finales:

Además de la inclusión de los alimentos antes mencionados, es de vital importancia poner en práctica una buena rutina de ejercicios; no olvide descartar el cigarrillo y consumo de alcohol. Mantenga estos hábitos saludables, y  compruebe como sus niveles de ácido úrico irán llegando a la normalidad tras apenas un mes de iniciar la dieta ¡la disciplina y constancia es fundamental!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *