¿Qué es la dieta de la serotonina y los beneficios que ofrece?

Al ejercer influencia en los estados anímicos y el apetito, la serotonina se convierte en aliado invaluable para perder peso. Controle esa ansiedad que le lleva a “picar” entre comidas con una dieta saludable.

Large group of foods

¿Cómo sacarle provecho a la dieta de la serotonina?

Aunque el neurotransmisor  no se consigue en ningún alimento como tal, acceder a él a través de las comidas es posible mediante la ingesta de ingredientes con alto contenido de triptófano, pues es el aminoácido que garantiza su segregación.

Sin embargo, es importante que su menú diario se llene de alimentos ricos en vitaminas C, B1, B6, B9  y B12, además de minerales esenciales como el zinc y el calcio, pues son elementos necesarios para conseguir una mejor conversión de triptófano a serotonina.

Incremente sus niveles de manera natural:

En términos alimenticios, existen elementos  claves que favorecerán la producción de serotonina ¿Cuáles? veamos a continuación:

  • Verduras de temporada:Con el aporte de vitaminas, carbohidratos de carga glucémica favorable y magnesio la segregación de serotonina se verá más que asistida.
  • Frutas de temporada:A los componentes presentes en las verduras se le suma el calcio, siendo el plátano y la piña las frutas que más cantidad de triptófano ofrecen.
  • Carne:Sin duda, cuando se busca triptófano y vitaminas del grupo B de forma natural, la respuesta se consigue en las carnes magras, como el pollo, el conejo o el pavo.
  • Pescado azul:Adicional a brindar altas dosis de triptófano, los ácidos grasos omega-3 y el zinc presentes en esta clase de pescados incentivan la conversión de los alimentos ricos en serotonina.
  • Huevos:Su yema es especialmente rica en triptófano, al que le acompañan vitaminas del grupo B convirtiéndolo en otro aliado que no debe excluirse de la dieta.
  • Legumbres: entre las que mayor aporte ofrecen se destacan las alubias, soja y lentejas, combínelas con otros ingredientes de la lista y suba naturalmente sus niveles de serotonina.
  • Lácteos:El triptófano, magnesio y calcio presentes en su composición hacen de ellos alimentos indispensables en este, y muchos otros regímenes dietéticos.
  • Frutos secos y semillas: Al incrementar en grande los índices de triptófano, las almendras y pistachos encabezan la lista de snacks recomendados en la dieta de la serotonina; asimismo no descarte la inclusión de semillas de calabaza o de girasol y los piñones.

Ejercicio y buen descanso

El siguiente paso para sacarle el máximo partido a la dieta de la serotonina es incentivar su síntesis con algo de ejercicio, ya que la hormona se activa en presencia de oxígeno. Pese a que bastará con prácticas que pongan a trabajar la respiración abdominal o diafragmática, son los ejercicios de alta intensidad los más indicados para disparar sus niveles.

Fomente los efectos de la alimentación y el ejercicio con ayuda del sol – absorbiendo su luz a diario – adicional a procura dormir al menos ocho horas por día, recuerde no solo que un descanso reparador es sinónimo de relajación y niveles equilibrados de serotonina y melatonina, sino que el insomnio o una mala noche, altera las hormonas e incrementa el apetito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *