La importancia de un buen desayuno

El desayuno es la comida más importante del día

Hay un refrán que dice que hay que desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo. ¿Pero por qué tiene tanta importancia la primera comida del día?

Salvo que seamos sonámbulos, no ingerimos ningún alimento en toda la noche. Desde la cena, y hasta que nos levantamos, no tomamos nada. Por eso la comida más importante del día es el desayuno, que como su propio nombre indica es la ruptura del ayuno. Durante la noche no necesitamos energía, ya que es el momento del descanso para la mayoría de nosotros, y nuestras funciones cerebrales también desconectan. Pero al llegar el día necesitamos un aporte energético para poder llevar a cabo todas las actividades de la jornada. Ahí es donde entra en juego el desayuno.

Screenshot_1

Desventajas de no desayunar

Una de las excusas más utilizadas para evitar esta comida es decir que se quiere adelgazar. Pero nada más lejos de la realidad, lo que hace no desayunar es que nuestro cuerpo nos pida comer cualquier cosa a media mañana. Y en esos casos solemos optar por productos industriales y ricos en grasas, por lo que nos alejamos de nuestro objetivo de perder peso. Para eso es mejor tomar un desayuno rico en vitaminas, proteínas… Nada mejor que una pieza de fruta, ya sea entera o en zumo, leche y algo sólido para acompañar.

Screenshot_2

Otro de los problemas que nos encontramos cuando no desayunamos es la sensación de cansancio que nos provoca el llevar demasiadas horas sin ingerir alimentos. Incluso en los casos más extremos puede llegar a dar una lipotimia, con el consiguiente malestar que eso acarrea.

Tipos de desayuno

Cada persona es un mundo. Y a cada persona le gusta un tipo de desayuno. Yogures, frutas, infusiones, bollos, café, zumos, incluso embutidos. Todos estos productos pueden formar parte de un desayuno.

El desayuno continental es el más común en España. Y entre sus componentes podemos encontrar el café, té o chocolate, zumos de frutas, la bollería (artesana mejor que industrial), las tostadas (o en su defecto, pan tostado), y mantequilla y mermeladas de fruta. Cuando tienes tiempo resulta todo un manjar untar las tostadas recién hechas con aceite de oliva y tomate natural triturado. Pero eso va en el gusto de cada uno. El otro estilo de desayuno es el anglosajón, famoso por llevar incluso huevos fritos o beicon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *