La manzanilla, una ayuda para casi todo

La manzanilla tiene propiedades curativas, dermatológicas y sedantes

Una de las plantas medicinales más utilizadas en nuestro país es la manzanilla. Y es que en casi todas las regiones de España podemos encontrar alguna de las variedades de esta planta.

Una vez tratado el tema de cómo se presentan las plantas medicinales, ya podemos decir que la manzanilla, para aprovechar todas sus propiedades, utiliza la flor una vez que está seca, y la parte superior de su tallo.

Propiedades de la manzanilla

Son muchos los beneficios que esta planta aporta a nuestro organismo. Y aunque sus cualidades curativas no están demostradas científicamente, la tradición y la experiencia nos dicen que aquello que se cree que nos da la manzanilla nos lo da realmente.

Quizás la propiedad más conocida de la manzanilla es que nos ayuda a hacer mejor la digestión, y se utiliza en infusión cuando sufrimos algún trastorno estomacal o intestinal, como los retortijones. Y para las mujeres que sienten fuertes dolores cada vez que les baja la regla, la manzanilla ayuda en la eliminación de sus molestias.

Pero eso no es todo. También podemos utilizarla como antiinflamatorio, ya sea preparada en infusión, o aplicándola en la zona en la que queremos evitar la inflamación. Otro de sus usos es el antimicrobiano y fungicida, que nos ayuda a eliminar los hongos, por ejemplo. Cicatrices, eczemas y hemorroides también se pueden evitar, o eliminar, tomando manzanilla.

Al igual que otras infusiones, la manzanilla nos ayuda en casos de ansiedad, nerviosismo, tristeza o irritabilidad, ya que funciona como un sedante suave.

Y no sólo se utiliza para curar enfermedades. También tiene propiedades cosméticas y dermatológicas: calma y elimina la irritación de los ojos, descongestiona la piel y aclara el pelo.

Contraindicaciones de la manzanilla

Aunque se tiene la creencia de que las plantas son lo más natural y no nos pueden provocar ningún efecto adverso, esto no es del todo cierto. Y aunque en la mayoría de los casos la manzanilla no es dañina, hay una serie de precauciones que debemos tomar.

La primera contraindicación que se puede presentar, en un pequeño porcentaje de la población, son las reacciones alérgicas. En forma de infusión, las personas sensitivas a las plantas de la familia de las ambrosias pueden sufrir reacciones tóxicas.

Y aunque uno de sus usos es el dermatológico, se trata de un arma de doble filo, ya que a algunas personas puede provocarles una dermatitis por contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *