Las bebidas enemigas de las dietas

Al momento de realizar una dieta saludable no solo hay que revisar la cantidad de calorías y carbohidratos que tienen los alimentos, con las bebidas hay que hacer la misma función. Existe una variedad de opciones cargadas de azúcares que no favorecen a las personas que tienen unos kilos demás.

Las bebidas enemigas de las dietas

Aunque no parezca a simple vista, hay bebidas fabricadas por grandes industrias que son enemigas de las dietas saludables por su alto contenido de azúcares y compues

tos dañinos para el organismo. Es por eso que no sólo es fundamental revisar la tabla nutricional de los alimentos sino también de aquellas cosas que ingerimos, pues a pesar de que hay opciones con la palabra “light”, al final terminan haciendo el mismo efecto que otras alternativas nada nutricionales.

Hasta aquellos jugos que dicen ser de frutas naturales engordan. Su proceso de elaboración disminuye considerablemente las propiedades que realmente brinda la fruta con que es fabricada, ya que contiene mucha azúcar y poca fibra.

Sin embargo, las preparaciones caseras conservan todas las vitaminas y minerales siempre y cuando no sea mezclada con azúcar procesada, es decir, debe tener solamente su endulzante natural. De hecho, si no se cuela contarás con la mejor fibra natural.

Energéticas

Las bebidas energéticas, que muchas personas e incluso deportistas suelen utilizar para rendir mejor física y mentalmente tienen muchos azúcares y estimulantes que engordan. Además, que dentro de su contenido destaca también la cafeína y sustancias químicas. Tomadas en exceso, las bebidas energéticas podrían hasta afectar la parte nerviosa y cardiovascular de tu organismo.

Refresco

En cualquiera de las circunstancias el refresco y la gaseosa son dañinos para el organismo. Es una bomba cargada de calorías. Contiene cafeína, fructosa y jarabe de maíz que alteran el metabolismo llevándolo en picada para la obesidad. A su vez, el sodio y los estimulantes que son añadidos traerán a la larga retención de líquido e inflamación.

Así que estas bebidas no sólo contribuyen a engordar sino a desmejorar tu salud. Nada más en una lata de refresco o gaseosa estarías consumiendo hasta cuatro sobres de azúcar, lo que es igual a 130 calorías más de lo normal.

Una de las peores alternativas que existe en estas bebidas es la cola, de color negro, porque contienen sustancias que desmineralizan los huesos causando osteoporosis.

Ni siquiera las opciones que tienen marcada la palabra “light” son buenas para las personas que deciden realizar dietas, pues por la simple etiqueta con que son vendidas hacen que los consumidores crean que son saludables, aumentando su uso.

Sin embargo, a diferencia de las presentaciones tradicionales contienen menos cantidades de calorías y azúcares que no dejan de ser perjudiciales para la salud.

Alcohólicas

Por donde lo veas, las bebidas alcohólicas en excesos son perjudiciales para la salud. Al pasarte de dos copas estarás sobrecargando el hígado haciendo que disminuya la capacidad que suele tener para digerir las grasas que te ayudan a rebajar de peso.

Esto también hará que se eleve el riesgo de que padezcas del hígado graso y se desbalancee por completo el metabolismo.

Si eres de los que no se pueden resistir a esta clase de bebidas y estás iniciando una dieta, opta por una cerveza o una copa de vino tinto, son buenas por su contenido antioxidante. Aleja aquellas bebidas mezcladas y que contengan dulces.

Malteadas

Aunque la leche contiene beneficios, cuando se procesa pierde su valor nutricional, pues es acompañada con azúcares y sabores artificiales. Es por eso que las malteadas y los batidos de frutas con leche no entran en el rango de una alimentación sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *