Los 3 ejercicios de respiración que fomentan la relajación

Lejos de acudir a centros especializados, someterse a costosos curso o aprender métodos complicados, la relajación puede conseguirse con algo tan básico como aprender a respirar bien. Descubra tres alternativas ideales para solucionar su estado de estrés y ansiedad.

Los 3 ejercicios de respiración que fomentan la relajación

Ejercicios de respiración que aportarán calma al cuerpo y a la mente

Respirar implica abastecer de oxígeno a las células del cuerpo haciendo que cada órgano y tejido pueda realizar sus funciones, de ahí que su carencia provoca necrosis e infarto inmediato. Sin embargo, la importancia de la respiración abarca mucho más, pues también influye en la relajación. Con ese inhalar/exhalar puede controlar sus nieves de estrés, depresión y ansiedad ¿cómo? con las sencillas técnicas explicadas a continuación:

1.      Respiración circular antiestrés:

El primer ejercicio se caracteriza por su efecto relajante en casos de ansiedad e insomnio; demanda acondicionar el entorno y escoger el momento ideal; la estancia debe estar oscura, en silencio y alejado de las interrupciones; una vez ahí, túmbese boca arriba con ambas manos sobre el pecho, una sobre otra, sobre la piel desnuda.

El siguiente paso es visualizar círculos en su pecho mientras respira profunda y suavemente tratando de acompasar cada inhalación con movimiento circular de sus manos, mismo que comenzará del lado izquierdo subiendo hasta la clavícula. Exhale mientras baja hacia el lado derecho cerrando por abajo el círculo.

Es importante que ejerza presión con ambas manos al trazar los círculos, la idea es que mueva la piel del pecho con firmeza. Repita el procedimiento al menos unas 15 veces.

2.      El movimiento de la respiración:

Este ejercicio es perfecto para aprender el movimiento correcto que debemos hacer al respirar, lo que le permitirá combatir bloqueos, a la par que promueve una respiración profunda y natural. Comienza tumbándose boca arriba en el suelo tratando de encontrar la postura más cómoda, sea con las piernas estiradas o dobladas.

Disponga sobre su pecho la mano izquierda, dejando la derecha encima de la barriga, para empezar a inspirar, llenando primero la barriga y luego el pecho. La exhalación, es todo lo contrario, es decir, notará primero la manera en la que desciende el pecho, luego el abdomen.

3.      Respiración en movimiento:

Se trata de llevar a la cotidianidad, la técnica anterior a fin de canalizar mejor aquellas situaciones que generan tensión, ansiedad o estrés. Vivir de forma más relajada, requiere de respirar correctamente, haciendo indispensable:

  • Hacer varias respiraciones profundas al levantarse
  • Respirar siguiendo el ritmo de si propio andar
  • Evitar hablar mientras come, además de acompañar la práctica con una respiración apaciguada

Consejos  adicionales:

Asimismo es imperioso que aproveche esos momentos de tiempo libre para concentrarse en la respiración y en su movimiento, verá como poco a poco su cuerpo se relaja, despejando incluso de la mente, los problemas que pueden estar provocándole emociones negativas. Cuando vaya a realizar algún esfuerzo, trate de inspirar antes, cuidando de hacer fuerza en el momento de la exhalación, con ello evitará dolores de espalda.

Por último, no olvide, poner en marcha uno de los dos primeros ejercicios de respiración antes de dormir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *