Los enormes beneficios de comer almendras

Es increíble la manera en la que un fruto tan pequeño es capaz de aportar tantos beneficios para la salud al incorporarles en la dieta diaria. Ricas en vitamina E y muchos minerales, las almendras brindan los antioxidantes necesarios para evitar la aparición de afecciones coronarias, combaten el estreñimiento y hasta la diabetes ¡entérese de todo en esta nota!

Los enormes beneficios de comer almendras

Propiedades de las almendras

Las almendras son el fruto proveniente del árbol originario de Asia Central conocido como almendro; además de su considerable contenido de vitamina E, se destacan por la presencia de elementos tan necesarios como el calcio, potasio, magnesio, fósforo, cobre y zinc.

¿Cuánto se debe comer?

La primera ventaja del fruto es su agradable sabor, por lo que no será complicado incluirle en cualquier dieta sana. Según los especialistas, la dosis indicada por día ronda los 25 g – el equivalente a 20 unidades – sobre todo en niños. La razón de tal recomendación radica en el aporte de calcio y proteínas presente en su composición.

En el caso de los vegetarianos, representa buena fuente de proteínas e hierro; mientras que los que sufren de diabetes, colesterol alto, anemia, osteoporosis e intolerancia a la lactosa, verán en ellas un gran aliado.

Beneficios de incluir las almendras en la dieta regular:

Controla el colesterol:

Debido a ser un alimento de origen vegetal carente de colesterol en sí, su asidua ingesta actúa a favor de la disminución de los niveles de LDL – o colesterol “malo”, a la par que incrementa el colesterol “bueno” o HDL.

Desarrollo mental

La cantidad de fósforo presente en las almendras tostadas sin cáscara – cada 100 g equivale a 560 mg del mineral – le confiere la particularidad de ser idónea para el desarrollo cerebral, de ello lo indispensable de incluirle en la dieta de los niños en crecimientos pues fomenta su rendimiento intelectual.

Disminuye los riesgos de padecer ataques cardiacos:

El elevado contenido en vitamina E le aportará a su organismo una dosis adicional de antioxidantes, lo que se traduce a la óptima prevención de enfermedades cardiacas y cáncer. Para ser exactos, cada 30g de almendra brinda el 50% de la dosis recomendada. Pero, esa no es la única vitamina presente en las almendras, en menor cantidad presenta B6 que junto al magnesio, es aliado para evitar ataques del corazón.

Efectivas contra el estreñimiento:

La fibra contenida en las almendras es eficaz para la regulación del tránsito intestinal, lo que previene el estreñimiento. Potenciar el efecto demanda una buena hidratación tras su consumo. En el mismo orden de ideas, sus propiedades antisépticas contribuyen a mermar el riesgo de desarrollar cáncer de colon.

Controla los niveles de azúcar en sangre:

Gracias a su particular actuación disminuyendo los niveles de azúcar en sangre las almendras se convierten en ¡la merienda perfecta para el diabético! sus propiedades pueden cambiar la vida de quienes padecen de la enfermedad siempre que la consuman luego de las comidas.

Cuidan la piel:

No es un secreto, que las almendras son ingrediente activo de múltiples productos comerciales y caseros para en el cuidado de la piel y el cabello sea que se apueste su leche o aceite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *