Los mejores alimentos para tu corazón

Un corazón sano late unas setenta y dos veces por minuto y bombea una media de nueve litros de sangre al día. Es su funcionamiento en esta toada lo que hace que el resto del organismo funcione acompasado y armónico. Lo que muchos de nosotros no sabemos aún es que el menú diario interfiere de forma directa en el funcionamiento de ese músculo. Por tanto, merece la pena invertir en comestibles que son buenos para el corazón, si bien sea de manera indirecta.

Comestibles antioxidantes para una vida más saludables

Los alimentos que nos van a ayudar a supervisar los niveles de colesterol y triglicéridos, por servirnos de un ejemplo, sostienen la integridad de las arterias y, con esto, asisten a supervisar la presión arterial.

A continuación, presentamos algunas de las mejores opciones al respecto:

Vitamina liposoluble de tipo E

Vitamina liposoluble de tipo E

La vitamina liposoluble de tipo E es un potente antioxidante, presente en gran cantidad en huevos, hígado y semillas. Conforme la doctora Alice, las enfermedades cardiacas están relacionadas directamente con las reacciones de oxidación del organismo. 2 investigaciones efectuadas por la Escuela de Salud Pública de Harvard, publicadas en dos mil trece, comprobaron que quien haya empleado dosis auxiliares de Vitamina liposoluble E, en cualquier cantidad a lo largo de por lo menos un par de años, tuvo un peligro de ataque al corazón un cuarenta por ciento menor si se equipara con quien no lo hizo.

Fibras solubles

Las fibras están presentes en gran cantidad en frutas, verduras, leguminosas, frutos secos y granos enteros. Asisten a compensar los niveles de colesterol en la sangre y son imprescindibles para nutrir al corazón. En contacto con el agua forman una suerte de gel que aumenta la viscosidad del contenido intestinal, uniéndose a las moléculas del colesterol y reduciendo su absorción por el organismo los alimentos que hacen bien al corazón.

Omegas tres y nueve

Incluya los comestibles más ricos en omegas en su dieta. Como lo son la sardina, el arenque y ciertas semillas, como el linaza. Los omegas tres y nueve contribuyen a la salud cardiovascular reduciendo las actividades plaquetarias y previniendo los coágulos, que son una de las causas del infarto agudo de miocardio. Asimismo asisten a reducir los niveles de triglicéridos y a eludir arritmias, en tanto que estabilizan la actividad eléctrica cardíaca.

Vitaminas del complejo B

Alimentos con Vitaminas del complejo B

Las vitaminas del complejo B, presentes en pescados, frutas, hortalizas verdes, huevos, carne y nueces, actúan en la descomposición química de las grasas, resguardando las arterias de posibles obstrucciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *