Los mejores consejos de alimentación para el invierno

¿Alguna vez has tenido la impresión de que cuanto más baja la temperatura, mayor es la sensación de apetito? Esto es debido a que, a lo largo del invierno, el organismo aumenta el gasto calorífico para sostener la temperatura anatómico estable y, en consecuencia, solicita un mayor consumo de comestibles para compensar la ecuación. Y exactamente por tal razón, en los días más fríos del año, resulta necesario acrecentar la atención a la nutrición a través de la ingestión de nutrientes esenciales para el mantenimiento de una alimentación saludable a lo largo del invierno.

A continuación, te compartimos algunos consejos de alimentación para el invierno:

Consumir frutas

Frutas para el invierno

Aprovechar las frutas de la estación a temperatura entorno, como la fresa, la naranja, la manzana, la pera y la uva, por servirnos de un ejemplo, es bueno a cualquier hora del día. La elección de los frutos secos, cristalizados, desecados y liofilizados asimismo es buena opción alternativa para no descartar sus nutrientes del menú. Otra sugerencia es preparar recetas con todo género de frutas.

Incluye fibras en el menú

Aparte de asistir a sostener el funcionamiento del intestino regular, las fibras asimismo tienen el beneficio de alargar la sensación de saciedad y, por consiguiente, merece la pena invertir en el consumo de fibras a lo largo de las comidas. Un consejo es mudar el arroz blanco por el arroz integral o bien otras alternativas como el arroz siete granos y el arroz con quinoa. Mas asimismo sugerimos salpicar semillas de chía y linaza en sopas y caldos, pues aparte de ricas en fibras, asimismo tienen omega tres, que es un ácido graso con acción antiinflamatoria esencial en la nutrición diaria.

Sofreír

Con la llegada del invierno, el consumo de hojas y verduras reduce. Tras todo, las ensaladas, que en verano tienen éxito, ya no abren el hambre de forma tan fácil o bien sacian el apetito. De esta manera, una opción alternativa es sofreír las verduras para consumirlas bien calentitas y asegurar la ingestión diaria de nutrientes esenciales. Brócoli, coliflores, coles, acelgas, zanahorias y berros son ciertas opciones de hojas y vegetales que pueden generar exquisitos refrescos.

Sopas

El invierno combina con platos calientes, con lo que podemos elegir la preparación de sopas, caldos y cremas. Pueden servir como plato primordial, conforme sus ingredientes. ¿Y si hacemos intercambios saludables, reemplazando el arroz blanco y los macarrones por granos integrales, como el arroz integral, el mijo y la quinoa? Además de esto, asimismo se pueden acrecentar los caldos y cremas con ingredientes funcionales, como la harina de chía y de linaza. Otro consejo importante es eludir múltiples ingredientes ricos en hidratos de carbono, como arroz, papa, yuca y macarrones, en una misma receta.

Cuidado con las bebidas

Una bebida que no puede faltar a lo largo del invierno es el agua, y es que las bajas temperaturas el cuerpo pierde mucho líquido y hay que dejarlo siempre y en toda circunstancia bien hidratado. Y tratándose de bebidas calientes como el café y el té, la sugerencia es substituir el azúcar refinado por azúcar moreno en el momento de dulcificar. El cambiar el chocolate y la leche de chocolate caliente por el cacao en polvo, que es considerablemente más nutritivo, es otro buen consejo, y una bebida vegetal a base de arroz, avena o bien almendras, puede hacer toda la diferencia para su salud y bienestar.

Vitaminas y nutrientes esenciales para el invierno

alimentos con Zinc y selenio

Vitamina liposolubre A

* Esencial para la visión, el desarrollo de los huesos y la salud de la piel.

* Presente en los alimentos: vegetales de color verde obscuro como coles, espinacas y brócoli; vegetales y frutos de color amarillo anaranjado como zanahoria, calabaza, naranja y mamón.

Vitaminas del complejo B

* Las vitaminas del complejo B son las primordiales responsables del mantenimiento de la salud mental, la piel, los ojos y el pelo. La adición de vitaminas del complejo B está muy recomendada para los profesionales de el ejercicio físico.

* Presente en los alimentos: cereales completos, pescado, maíz, soja, patata, tomate, plátano, naranja, vegetales frondosos, entre otros muchos.

Vitamina C

* Actúa en las células de defensa del organismo, robusteciendo los anticuerpos y previniendo la gripe y el constipado.

* Presente en los alimentos: naranja, limón, goji berry, acerola, fresa aparte del brócoli, col y zanahoria.

Vitamina liposoluble E

* Es una vitamina antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres y robustece el sistema inmunológico.

* Presente en los alimentos: nueces de Pará, almendras y nueces, aceites vegetales, hojas verdes oscuras como rúcula, col, berros y espinacas.

Hierro

* Esencial para la capacitación de sangre, el hierro es un mineral que actúa en el transporte de oxígeno a todo el cuerpo humano.

* Presente en los alimentos: vegetales frondosos de color verde, remolacha, judías, lentejas y cereales completos como quinoa, avena, cebada y trigo.

Zinc y selenio

 

* Minerales con poder antioxidante que asisten a resguardar el sistema inmunológico.

* Presente en los alimentos: pescado, cereales completos, judías, castañas, cacahuetes y semillas de calabaza.

La alimentación saludable y equilibrada es la opción mejor para fortalecer el sistema inmunológico de nuestro organismo. Es por ello que debemos consumir comestibles ricos en vitaminas y minerales todos y cada uno de los días.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *