Malos hábitos que desequilibran la tiroides

La glándula tiroides puede ser pequeña, mas pese a su tamaño, controla muchos procesos (incluyendo el metabolismo) en el cuerpo. Cuando la tiroides no marcha apropiadamente, puede generar aproximadamente hormonas de las que precisa el cuerpo. En un caso así, seguramente apreciará cambios desapacibles, incluyendo fluctuaciones bruscas de peso, cambios de humor, inconvenientes de piel y cáncer de mama.

Pensando en ello, a continuación presentamos una serie de malos hábitos que desequilibran la tiroides y que debes evitar a toda costa:

1. Tienes mucho estrés en tu vida

estres

El estrés afecta a nuestros sistemas anatómicos, incluyendo el sistema endocrino en nuestro cuerpo. Si estás en un estado incesante de tensión, tu tiroides deja de marchar apropiadamente, generando hormonas demasiado o bien deficientes. Si alguna vez has tenido inconvenientes con tu tiroides, el estrés puede ocasionar accesos de pánico o bien pérdida de memoria en un largo plazo. La carencia de sueño y el trabajo agobiante pueden ser una causa. En verdad, un modo de vida agitado puede hacerte sentir inquieto todo el tiempo. Entonces, para reducir los peligros, es conveniente que duermas mucho, pasees mucho y hagas ejercicios. Si te sientes un tanto agobiado, no dejes de consultar con un sicólogo.

2. No ingieres suficiente grasa

Al continuar una dieta, es esencial saber qué comestibles debes eludir. No obstante, al paso que una dieta baja en grasa le va a ayudar a perder peso, bastantes personas que optan por este procedimiento no solo dejan de consumir grasas malas, sino más bien asimismo las buenas, lo que es exageradamente esencial para nuestro cerebro y para nuestro tiroides. Se hallan grasas buenas en aceite de oliva y linaza, huevos, lácteos, carne, pescado y germen de trigo. Va a ser mejor que no deje de comer esos comestibles. Al hacerlo, su dieta le va a ayudar a conseguir resultados positivos, dándole un cuerpo sano. Consulte a su nutriólogo.

3. Comes muchos productos a base de soja

La soja contiene muchos microelementos útiles, vitaminas y puede reemplazar a productos de origen animal. No obstante, es conveniente que no comas mucha comida que contenga soja, por el hecho de que eso afectará de forma negativa a tu tiroides, haciéndola marchar más poco a poco. Cuando comemos muchos productos a base de soja, la tiroides absorbe menos yodo, lo que es esencial para sostenerla apropiadamente. Entonces, ¿de qué forma se puede eludir este inconveniente? La mejor forma sería reducir la cantidad de comestibles de soja que come, agregando más productos que poseen yodo, incluyendo vegetales, frutas rojas y frutos del mar. Los arándanos, las gambas, los mejillones, los calamares y los pescados normalmente son ventajosos para su tiroides.

4. Comes muchos vegetales crucíferos

Científicos de la Universidad Estatal de Oregón han descubierto que las verduras crudas afectan al trabajo de la tiroides. Por tal razón, no es conveniente que comas muchos repollos, nabos y rábanos, singularmente si tienes deficiencia de yodo. Esto es debido a que estos productos poseen glucosinolatos, que poseen ázoe y azufre, y de ahí que los vegetales son sutilmente amargos. Cuando esos elementos entran en el cuerpo, afectan la tiroides, ocasionando un bocio. De ahí que es mejor comer verduras como remolacha, tomate y cilantro.

5. Fumar

fumar

Fumar no solo afecta a nuestros pulmones – los estudios prueban que asimismo es malo para la tiroides. El tabaco hace que la tiroides genere cada vez más hormonas, ocasionando hipertiroidismo. Además de esto, los cigarros poseen toxinas que tardan cuando menos 6 días en ser eliminadas del organismo. En este punto, la cantidad de yodo en la tiroides reduce. En consecuencia, el nivel de hormonas tiroideas en la sangre aumenta, ocasionando inconvenientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *