Cómo mejorar la salud con una mezcla de bicarbonato y miel de abejas

Dos de los ingredientes más comunes en la medicina casera se fusionan para brindarle una solución eficiente que potenciará su salud en general al reforzar su sistema inmune, optimizar el buen funcionamiento del sistema digestivo y deshacerse de las toxinas. No deje de acompañarnos.

El poder del bicarbonato y la miel

Antes de pasar a la receta milagrosa que fortalecerá su salud, conozcamos lo que ofrecen estos ingredientes por separado:

1.      La miel:

Además de un superalimento de gran valor nutricional – y un sustituto saludable del azúcar refinado – la miel pura de abeja es una eficaz alternativa que la naturaleza nos regala para combatir múltiples trastornos.  Entre sus propiedades se destacan:

  • Es digestiva, evita el estreñimiento y elimina el exceso de líquidos del cuerpo
  • Previene el envejecimiento prematuro provocado por los radicales libres
  • Aporta energía y activa el metabolismo contribuyendo a bajar de peso
  • Sosiega el sistema nervioso, fomenta el descanso y previene el insomnio
  • Es aliado contra las enfermedades cardiovasculares
  • Es un remedio excelente para las enfermedades que afectan a las vías respiratorias altas, gripes y resfriados.
  • Promueve la asimilación del calcio y el magnesio, haciéndola efectiva en la prevención de problemas dentales y óseos.

Pero esos son apenas sus beneficios internos, empleada como tópico, la miel es antibacteriana y cicatrizante por lo que desinfecta heridas acelerando su curación. En mascarilla, previene el acné, nutriendo y protegiendo la piel.

2.      El bicarbonato de sodio:

Desde tiempos remotos su uso regular es el de antiácido, lo que no es de refutar considerando que es un gran alcalinizante. Sin embargo, es mucho el provecho que puede sacársele al compuesto, sea que desee palear afecciones de salud o incluirle en tratamientos de belleza.

Externamente, el bicarbonato es un desodorante natural, exfolia y desmancha la piel; en el cuidado capilar, se deshace del sebo excesivo del cuero cabelludo y es anticaspa. Pero en lo que verdaderamente se destaca es de manera interna al ser antibacteriano, antinflamatorio y fungicida, además de:

  • Disminuir los índices de azúcar en sangre
  • Mejorar las infecciones urinarias.
  • Acelerar la curación de resfriados y gripes
  • Prevenir la gota y el ácido úrico alto.

¿Cómo acceder a los benéficos de la miel y el bicarbonato?

Para combinar las propiedades de ambos elementos necesitará:

  • 7 cucharadas de miel de abeja
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio

El primer paso para la preparación es volver líquida la miel llevándola a baño María para que se caliente; acto seguido, incorpore el bicarbonato de sodio y remueva hasta integrar. Lleve el resultado a un recipiente de cristal con cierre hermético y manténgalo a temperatura ambiente para tomarlo de la siguiente manera: una cucharadita por toma en ayunas y media hora previo al almuerzo y cena.

Recomendaciones adicionales:

Es importante que la miel sea ecológica y pura, de lo contrario se comprometen sus propiedades curativas. Asimismo que se constante en el tratamiento, repitiéndolo al menos durante tres semanas. Transcurrido el tiempo, haga una pausa de 7 días y retómelo si lo considera oportuno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *