Miel y azafrán- el mejor antibiótico natural

Los antibióticos usuales son alcanzables al mundo entero, mas hay que tener mucho cuidado.

Pese a servir como paliativo que combate bacterias, esta clase de fármaco es muy perjudicial para la salud.

Esto es debido a que la alta concentración de substancias químicas ataca a todo el organismo.

Y los antibióticos no son selectivos: combaten tanto las bacterias del mal como las del bien, como las de nuestra vegetación intestinal.

Miel y azafrán en jarrito

Por suerte, en ciertos casos más simples podemos apostar por una opción alternativa natural y poderosísima como la mezcla de miel y azafrán.

La miel lucha contra las infecciones en muchos niveles y no deja a las bacterias resistentes, como hacen los antibióticos usuales.

Solo con ese beneficio tenemos suficiente motivo para invertir en la receta artesanal.

La miel es tan poderosa para destruir bacterias que debe utilizarse primero para combatir infecciones.

Recientemente, un estudio mostró que la miel fue capaz de matar a todas y cada una de las bacterias o bien patógenos probados.

Con lo que los estudiosos han llegado a la conclusión de que este ingrediente es excelente para combatir infecciones.

De hecho sustituir antibióticos usuales por productos a base de miel es lo mejor en ciertos casos.

¿Y el azafrán de la tierra o cúrcuma?

¿Cuál es su función en esa mezcla?

Para aquellos que no lo saben, el azafrán es un antibiótico, aséptico, antibacteriano, antifúngico y antinflamatorio muy, muy poderoso.

Está compuesto por curcinoides. El primordial de ellos es la curumina, que tiene múltiples propiedades curativas.

Por lo que la mezcla de miel y azafrán de la tierra es poderosísima y es un auténtico descubrimiento para los apasionados a la medicina natural.

A continuación, presentamos un potente remedo antibiótico de miel con azafrán!

INGREDIENTES

  • 1/4 taza de miel pura
  • 1 cuchara de cúrcuma molida
  • dos gotas de aceite esencial de limón (optativo)

MÉTODO DE PREPARACIÓN DEL ANTIBIÓTICO NATURAL DE MIEL Y AZAFRÁN

Miel y azafrán con cúrcuma

Entremezclar 1/4 de taza de miel con una cuchara de azafrán en polvo.

Si emplea aceite esencial de limón, añádalo a lo largo de la preparación y mezcle lo mejor posible.

Finalmente, pásalo a un tarro de cristal, y mantenlo bien cerrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *