¿Qué son los micronutrientes?

Los micronutrientes desempeñan un papel fundamental en la salud humana y el desarrollo, a pesar de que el cuerpo solo los necesita en pequeñas cantidades.

Qué son los micronutrientes

Los micronutrientes son vitaminas y minerales que todo sistema orgánico del cuerpo necesita para su correcto funcionamiento. Estos micronutrientes son responsables de la producción de hormonas, el metabolismo energético, el crecimiento celular, la frecuencia cardíaca y el equilibrio del pH en el cuerpo, entre cientos de otras funciones clave. Todas las vitaminas, tanto solubles en agua como solubles en grasa, se consideran micronutrientes, al igual que todos los minerales, aunque algunos se necesitan en cantidades más grandes que otros. Algunos expertos también agrupan los antioxidantes en micronutrientes, pero no son el tema central de este artículo en particular.

Si no consume las cantidades adecuadas de minerales y vitaminas, experimentará una deficiencia de micronutrientes, que puede provocar una amplia gama de efectos secundarios no deseados. Algunos de los tipos más comunes de estas deficiencias incluyen los siguientes:

  • Escorbuto (vitamina C insuficiente)
  • Raquitismo (vitamina D)
  • Anemia (hierro)
  • Osteoporosis (calcio)
  • Hipotiroidismo (yodo)

Incluso si la recomendación diaria es solo unos pocos miligramos de estos nutrientes, es esencial que conduzca su dieta para incluir lo que su cuerpo necesita.

Tipos de micronutrientes

Los tipos principales de micronutrientes son vitaminas y minerales, aunque algunos minerales se consideran macrominerales y otros se denominan microminerales.

Vitaminas del complejo B

  • Vitamina C
  • Vitamina E
  • Vitamina D
  • Vitamina A
  • Vitamina K
  • Zinc
  • Cobre
  • Fluoruro
  • Yodo
  • Calcio
  • Potasio
  • Fósforo
  • Magnesio
  • Sodio

Alimentos Micronutrientes

Los mejores alimentos que contienen altas concentraciones de micronutrientes son los vegetales de hojas verdes, frutas, semillas y granos enteros, entre otros.

Frutas

Comenzar la mañana con varias frutas puede proporcionar altos niveles de vitamina C, calcio, hierro, magnesio, fibra, vitamina A, ácido fólico y potasio.

Vegetales de hoja verde

Estas verduras son a menudo fuentes ricas de vitamina K, C, A y ácido fólico, así como de hierro y calcio.

Semillas

Las semillas son fuentes muy impresionantes de minerales, incluyendo cobre, magnesio, manganeso, fósforo, selenio, zinc, calcio y vitamina B.

Legumbres

Estos alimentos populares son ricos en hierro, zinc, calcio y magnesio, así como vitaminas B, fibra y varios fitonutrientes antioxidantes.

Granos integrales

Si come granos integrales con regularidad, aumentará sus niveles de magnesio, hierro, selenio y vitamina B, lo que puede beneficiar su salud de varias maneras.

Beneficios de los micronutrientes

Los principales beneficios para la salud de los micronutrientes incluyen su capacidad para producir enzimas digestivas, ayudar en la producción de hormonas, aumentar el metabolismo y mejorar la cognición, entre otros.

Digestión

Las vitaminas juegan un papel clave en la producción de enzimas digestivas, sin las cuales no podríamos descomponer adecuadamente nuestros alimentos para acceder a más de esos nutrientes importantes. Otros micronutrientes pueden ayudar a mantener un equilibrio bacteriano saludable en nuestro intestino.

Metabolismo

Las vitaminas B son particularmente críticas para las funciones metabólicas en todo el cuerpo, pero otros minerales y vitaminas también son necesarios para sintetizar el ADN y fomentar la reproducción celular con fines de reparación y curación.

Salud del cerebro

Sin los micronutrientes, el cerebro tendría muy poca protección contra el estrés oxidativo y la inflamación, lo que puede conducir rápidamente a la deposición de placa y enfermedades neurodegenerativas, así como a la falta de capacidad de retención de memoria y concentración.

Producción de hormonas

Una de las funciones clave de estos nutrientes en nuestra dieta es la producción de hormonas. Esto puede afectar cada parte de nuestro cuerpo, desde nuestro estado de ánimo y niveles de ansiedad hasta dolor muscular, fatiga, debilidad, calambres y desempeño sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *