Sardina: una de las mejores fuentes de calcio

Tratándose de pescado, no se puede dejar fuera a la sardina; ya que es consumida por los humanos desde los siglos pasados. Su nombre se inspiró en la isla de Cerdeña, en Italia, debido a la enorme cantidad de pescado que se podía hallar en este sitio. Generalmente, se vende en lata por el hecho de que es altamente nutritivo, este pequeño pez tiene muchos nutrientes que pueden ser útiles para prevenir distintas enfermedades. A continuación, presentamos sus principales beneficios:

Cuida la piel

Sardina

Las grasas esenciales encontradas en las sardinas desempeñan un papel esencial en la salud de las células de la piel. Eso no solo previene posibles inflamaciones de la piel, sino que hace más bonita a la piel y más suave.

Es buena para el cerebro

La sardina tiene un sinnúmero de vitamina B12, que es fundamental de cara al desarrollo de las funciones de nuestro sistema inquieto. La carencia de vitamina B12 en el organismo ya se ha relacionado con la aparición de enfermedades como el Alzheimer en ciertas personas. Además de esto, esta vitamina es muy eficaz en la lucha contra la anemia.

Previene enfermedades cardíacas

La sardina es rica en ácidos grasos omega tres, que están muy indicados en la prevención de enfermedades cardíacas. Las investigaciones han probado que omega tres Reduce los niveles de colesterol malo en el organismo, aparte de suprimir la placa arterial que bloquea las arterias y aumenta la presión sanguínea.

Robustece los huesos

La sardina es buena fuente de calcio, que es esencial para el fortalecimiento de los huesos. Una buena cantidad de calcio, así como la práctica de ejercicios físicos, puede contribuir en buena medida a la salud de los huesos y prevenir enfermedades como la osteoporosis.

Actúa en la prevención del cáncer

Las investigaciones sobre el cáncer ya han probado que la ingestión de calcio y vitamina liposoluble D puede ser realmente útil para prevenir algunos géneros de cáncer, como el cáncer colorretal. La sardina es una enorme fuente de calcio y vitamina liposoluble de tipo D, lo que la hace un comestible muy conveniente para ese fin.

Previene la degeneración macular

Sardinas

La degeneración macular relacionada con la edad es una condición que provoca la pérdida de la visión y que se observa por norma general en personas de cincuenta años o bien más. Estudios recientes han probado que el consumo de pescados como la sardina contribuye a reducir el peligro de desarrollar esta enfermedad. ¡Por lo que no debemos dudar a la hora de incluirla en nuestra alimentación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *