¿Qué se debe comer luego de un entrenamiento deportivo?

Cuando se habla de llevar una vida saludable una dieta balanceada y el desempeño de alguna actividad física son aspectos estrechamente vinculados; de nada le servirá pasar horas ejercitándose si su dieta no complementa el esfuerzo. ¿Sabe lo que debe y no comer después de una rutina deportiva? descúbralo a continuación.

Qué se debe comer luego de un entrenamiento deportivo

Claves para comer bien luego de una rutina deportiva

Alimentarse adecuadamente después de ejercitarse es crucial; la razón de ello radica en que durante el ejercicio, los músculos utilizan el glucógeno acumulado como fuente de energía, obligándole a reemplazarlo si no desea comprometer la salud de los mismos.

Antes de pasar a lo que le conviene comer, es necesario que aprenda a identificar el momento idóneo para hacerlos; lo recomendable es que 45 minutos posteriores a terminar su rutina, le brinde a su cuerpo alimentos que combinen carbohidratos, proteínas y grasas sanas, esta fusión le brindará la posibilidad de recuperar el glucógeno con mayor rapidez.

1.     Carbohidratos complejos:

Contrario a lo que se cree, si se trata de recuperar energía, nada iguala a los carbohidratos complejos; con solo consumir entre 1.1 gramos a 1.5 gramos por kilo, su cuerpo estará listo para cumplir con el resto de las actividades que conforman su rutina diaria.

La clave está en evitar aquellos poco naturales o muy procesados, pues son los que ponen en riesgo la salud por generar exceso de insulina. Entonces, ¿cuáles carbohidratos consumir? simple, avena, pastas integrales, chocolate oscuro, frutas y legumbres.

2.     Proteína:

Mientras que los carbohidratos se encargan de darle “combustible” al cuerpo generando insulina, la cual es la base del glucógeno encargado de servir de energía, las proteínas magras contribuyen a reparar y crear musculatura en lugar de acumular grasa, pues se le estará proporcionado aminoácidos al organismo.

Si bien algunos se decantan por las proteínas en polvo, lo ideal es consumir entre 3 a 5 gramos de proteína natural por kilo, es decir, la proveniente de los huevos, el pollo, yogurt, atún y  queso cottage, por ejemplo. Es importante que aquellas que demanden preparación, se fusionen con el mínimo de grasa, edulcorantes o cualquier otro químico en el proceso.

3.     El agua no puede faltar:

Está clara la necesidad de consumir a diario suficiente agua; no obstante, la recomendación cobra mayor importancia después de entrenar o realizar alguna actividad física. Lejos de lo que se cree, sudar no significa liberar grasa ayudando a perder kilo, sino un mecanismo por medio del cual el cuerpo intenta refrescarse cuando siente demasiado calor, de ahí que pierde ciertos minerales, toxinas y agua con esta secreción.

Suponiendo que la actividad que practique sea ligera, será suficiente con ofrecerle a su organismo agua natural y fresca; pero ésta se quedará corta si la misma es muy intensa, en ese caso conviene alguna bebida mineralizada o con electrolitos.

Combinaciones ideales para comer luego de entrenar

Sabiendo lo que puede y no consumir, es más sencillo elaborar su propio menú; si quiere dos alternativas naturales, sencillas de preparar y económicas, apueste por un sándwich de atún – sobre todo su actividad física fue muy intensa – o una porción de queso cottage y fruta, perfecto cuando se quiere algo ligero luego de ejercitarse en la mañana o al final de la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *