¿Cómo se lleva a cabo el diagnóstico de la fibromialgia?

Con síntomas intensísimos, un cambio completo en la calidad de vida y muchas dudas sobre las causas: ese es el síndrome de fibromialgia, un inconveniente al que se encaran miles y miles de personas y que ni los especialistas pueden entender totalmente. Mas entonces, ¿de qué manera se diagnostica la fibromialgia? A continuación te lo decimos:

Síntomas de la fibromialgia

Conforme con los reumatólogos, que son los responsables del tratamiento de este síndrome, los síntomas de la fibromialgia pueden empezar de manera espontánea sin aparente motivo o bien tras un periodo o bien la existencia de un trauma esencial que afecta a la persona física y/o psicológicamente. Estos síntomas son:

  1. Dolor intenso en el cuerpo, como en los huesos y en torno a las articulaciones
  2. Cefalea frecuentes
  3. Fatiga crónica (todo el día)
  4. Insomnio
  5. Síndrome de piernas inquietas
  6. Síndrome del Intestino Irritable
  7. Depresión
  8. Sensibilidad al tacto
  9. Sensibilidad a olores fuertes y ruidos estridentes
  10. Vejiga más sensible
  11. Cambios en la memoria y complejidad para concentrarse

¿De qué manera identificar la fibromialgia?

En el momento en que una persona tiene el síntoma primordial del dolor profundo por su cuerpo, ese dolor es tan intenso y incesante que acaba provocando otros síntomas. Al percatarse de que su vida se ve perjudicada por ese dolor, la persona debe buscar un reumatólogo para charlar de lo que siente y a fin de que se haga el diagnóstico de fibromialgia.

dolores por fibromialgia

Lo idóneo es que no espere meses para buscar ayuda médica, pues es cada vez más bastante difícil rememorar de qué forma y en qué momento comenzaron los dolores, lo que complica el diagnóstico.

Al llegar al consultorio, el médico va a hacer las preguntas comunes de toda consulta: De qué forma es su modo de vida, historial de salud, si hay enfermedades crónicas en la familia, cuando el dolor empezó y de qué forma se manifiestan, si ha habido algún trauma reciente que marcó la vida.

Entonces valorará físicamente al paciente con la pretensión de comprender los puntos de dolor y su intensidad.

A fin de que su médico pueda descartar otras enfermedades, puede pedir análisis de sangre y de imagen. Si estas pruebas no señalan ningún cambio en el organismo del paciente, entonces considerará un diagnóstico de fibromialgia. Mas para este síndrome en sí, no es preciso efectuar análisis de imagen ni de sangre, puesto que el cuerpo no presenta cambios y eso es exactamente lo que hace que la enfermedad sea tan bastante difícil de comprender.

Posibles tratamientos

Ahora que sabe de qué manera se hace el diagnóstico de fibromialgia, es esencial saber que ese síndrome todavía no tiene cura, pues no se conoce la causa. Cada paciente presenta síntomas concretos y un historial de salud con peculiaridades que no encajan en un patrón capaz de determinar una sola causa.

Por tanto, lo que hacen los médicos es prescribir un tratamiento multidisciplinar para calmar los síntomas y dejar que la persona lleve un modo de vida más de calidad. Entre estos tratamientos se encuentran:

  • Fármacos para relajar los músculos
  • Calmantes para calmar el dolor
  • Antidepresivos (cuando la persona está deprimida debido a la enfermedad)
  • Fármacos para asistir a dormir
  • Tés con exactamente el mismo efecto que los fármacos para compensar el empleo de los sintéticos
  • Dieta equilibrada y sana para sostener el cuerpo fuerte
  • Fisioterapia (la mejor es la hidroterapia que no causa impacto)
  • Masaje relajante
  • Acupuntura y aromaterapia

Hidroterapia hd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *